Coaching Ontológico vs Coaching Antropológico

¿Qué es el Coaching Ontológico?

El coaching ontológico, es una disciplina que nos permite adquirir herramientas comunicacionales y para el desarrollo personal.

Es un desarrollo personal del ser que eres hoy al que aspiras ser, en el que te ayuda a ser muy consciente de cómo escuchas y hablas, qué te sucede emocionalmente y cómo son tus percepciones y comportamientos que se manifiestan físicamente.

Estos componentes de tu forma de ser influyen en cómo te perciben los demás y, lo que es más importante, en cómo te percibes a ti mismo, tu lugar en el mundo y tu potencial.

¿Para qué sirve el coaching ontológico?

Para mejorar los procesos y optimizar el lenguaje, mejorar las relaciones interpersonales, liderarse y liderar equipos, mejorar tu productividad y la de tu equipo de trabajo, diferenciar entre los que puedes cambiar y lo que no.

Encuentra tu propia motivación, busca mejorar tu calidad de vida. Si animamos a una persona a tener éxito, tendrá éxito y estará motivada.

¿Qué es el coaching antropológico?

El coaching antropológico está enfocado en la acción, aquello que te hará lograr y a tomar esas decisiones que te ayudará a accionar.

En otras palabras, busca la transformación de esa persona, que parte desde ese impulso interior, que despertará esa fuerza interna para lograr la meta, la creación de una nueva realidad, buscar cambio interno y externo.

¿Para qué sirve el coaching antropológico?

Te permite ir del mundo de las posibilidades al de las probabilidades, es decir que tan probable es que se vuelva real eso que yo elijo.

Por ello, debemos de tener la capacidad de interpretar nuestra realidad de la manera más sana pero siempre basándonos en hechos reales para construir con mayor seguridad nuestros sueños.

Diferencias entre en coaching ontológico y coaching antropológico

  • Lo que busca el coaching ontológico es que te ayuda superar obstáculos internos y externos, a cambiar patrones, percepciones y emociones arraigadas que no ayudan a un nivel básico, para así ver nuevas perspectivas y posibilidades y lograr sus metas.
  • En cambio el coaching antropológico parte de una dinámica interna, que nos impulsa a lograr esa acción, eso que realmente lo deseas, que te impulsa con fuerza desde el interior, y hay momentos que muchas veces no queremos hacerlo. ¿Y por qué? Ahí viene lo difícil, pues nos obliga hacer cambios, a tomar decisiones para conseguir todo aquello que realmente queremos realizar.
  • Si queremos lograr nuestras metas, crecer, evolucionar debemos partir de nuestras fuerzas internas y volverlas a acciones concretas que más adelante serán realidad.

 

Deja un comentario